10-errores-invitada-boda

1

Vestirse en tonos muy claros o de blanco

El primer error que no puedes cometer cuando eres invitada a una boda, es vestirte de blanco o blanco roto. No son aconsejables, porque la novia es la protagonista. Es un color reservado para ella. En ocasiones la novia puede llevar un color rosa palo o champan y también debes de evitarlos.

El sentido común y la información que te indica en la invitación serán las claves para no equivocarte e ir acorde.

2

Elegir un vestido negro en una boda de día

El segundo error es vestirse de negro en una boda de día. El color negro sabemos que es un color elegante y muy sofisticado, pero es un color que transmite tristeza y luto, no es apropiado, aunque la boda sea de noche “evítalo”. La celebración de la boda es un  evento tan especial y alegre que podemos elegir otra gama de colores como verde oliva, azul marino, etc.

En caso de que te guste mucho el negro y lo quieras usar en una boda de noche, añade complementos que llamen la atención. Complementos plateados, dorados o también de otro color diferente al negro para darle un poco de alegría a esa vestimenta.

Hay mujeres que no tienen claro cuáles son los colores que más les favorecen y por eso les da miedo arriesgarse con otros colores que no sean el blanco y el negro.

Los colores pasteles con colores llamativos o también vestidos estampados de flores son muy apropiados para las bodas de día.

3

No tener en cuenta la información de la tarjeta de invitación

El tercer error es no tener en cuenta la información de la tarjeta. Si dicen vestido corto, el vestido corto, si es vestido largo, pues vestido largo.

Es un acto de amor y respeto por las personas que han planificado con tanto tiempo en preparar su boda, es por ello que todo lo que puedas saber sobre gustos y colores que pueden gustar a los novios, además de conocer los colores de los vestidos que llevarán las damas de honor, será importante para elegir con criterio el color final.

Los novios quieren que les acompañemos en ese día tan especial, donde las fotos serán un recuerdo imborrable entonces ten en cuenta la posible información que brinden los novios.

Hay muchas parejas que ponen en la invitación “años 60”, “boho”, inspiración “años 20” o de una temática concreta como puede ser Harry Potter. Es una  inspiración y  en la mayoría de las veces es decoración y complementos que ponen a disposición los novios para sus invitados, para crear fotos divertidas en esa temática.

Así que mucho cuidado con la información de la invitación y no dudes en preguntarle a los novios para evitar malos entendidos.

novios-con-invitados

4

Vestido corto, ajustado o escotado

El cuarto error es esta tríada: corto por encima de la rodilla, ajustado y escotado por delante o detrás al mismo tiempo, porque una boda a las diez de la mañana a las tres de la tarde o por la noche, es un evento elegante y no queremos ser las protagonistas.

Si tienes un escote profundo por delante procura que el vestido sea suelto en la parte de abajo y evita la apertura lateral.

Sí, por ejemplo, el vestido es corto por debajo de la rodilla y lleva un escote en V y sin mangas, nuestra sugerencia es que, aunque sea la boda civil o religiosa procura que la parte de arriba la puedas tapar con una capelina o un chal ya que si no lo haces tendrás la sensación de ir muy desnuda.

5

El peinado

El quinto error que no puedes cometer en una boda de día es llegar con un peinado muy exagerado en proporciones a tu silueta. Es decir, mantén el equilibrio si eres bajita, evita un moño muy bajito que pueda restarte altura. Busca la naturalidad, es el eje principal de la imagen.

Y si puedes hacerte una prueba de peinado junto con la prueba del vestido, te ayudara a decidirte y a ver el resultado final más claro.

6

El maquillaje

El sexto error va muy de la mano del quinto error porque tenemos que hablar del maquillaje. Si la boda es durante el día, el maquillaje tiene que ser suave en la piel y en los ojos, evita que te brille a lo largo de la jornada y que no quede efecto mascara, que es cuando se ve la piel taponada y envejecida.  

Si vas a usar pestañas, por ejemplo, postizas,  que sean de una longitud media y no excesivamente largas. El ojo lo enmarca y es por ello que tampoco arriesgues demasiado con el maquillaje, para evitar que vaya todo muy sobrecargado. Y siempre recomiendo que contrarrestes, si llevas labios muy marcados, no acentúes demasiado los ojos y viceversa.

7

El calzado

El séptimo error es no tener en cuenta el lugar donde se va a celebrar la boda, cosa que no debería pasarte.

Por ejemplo, si es una boda en una playa, o en un lugar donde hay césped, por ejemplo, en una finca o caserío, no puedes usar zapatos de tacón fino,  aunque le pongas los protectores de tacones, es mejor un tacón más grueso .

Que sean cómodos para todo el tiempo que va a durar el evento. Si es en la playa,  las plataformas de esparto es una opción ideal porque te aportaran comodidad al andar sobre todo en terreno blando.

Si es un vestido elegante y largo puedes usar unas sandalias planas, pero procura que las sandalias sean elegantes y acordes. Ya que en muchas ocasiones un calzado mal elegido puede arruinar el estilismo.

8

El bolso

El octavo error es usar ese bolso XXL para una boda, porque hay que tener en cuenta que las mesas suelen ser redondas para ocho o diez personas, y si llevas este tipo de bolso tan grande ¿dónde lo vas a dejar?

La mejor elección cuando tienes una boda, es llevar un bolso pequeño, o una cartera más pequeña también es elegante.

9

El abanico

El noveno error es olvidarse de llevar un abanico si la boda es en primavera o verano o sabes que va a hacer bastante calor, porque no hay nada peor que buscar una servilleta para secarse el sudor que tienes en la cara.

10

Los tocados no se quitan durante el evento

El décimo error que no deberías cometer, es quitarte la pamela o tocado durante la ceremonia. Pon en práctica el sentido común, si eliges una pamela demasiado grande molestaras a tu pareja o al comensal de al lado. No debes quitártela en ningún momento y debes de lucirla relajadamente, es de decir, si la pamela va hacia un lado, mantén la cabeza recta y no fuerces la postura como si se te fuese a caer.

Los complementos son nuestros aliados y ayudan a darle sentido a el look final por lo que no son enemigos ni debemos de sentirnos forzadas.