Hoy vamos a hablar de bodas a las que hemos asistido y  nos han dejado con la boca abierta o emocionarnos hasta limites insospechados.

Las bodas  tradicionales están cambiando, ya no tenemos al graciosillo de turno que nos alegra la velada con sus bailes ni  escuchar esas canciones de toda la vida, y que a ciertas horas de la madrugada las escuchan y te apetece dejar de bailar  o cuando acaba  la barra libre y  estas haciendo lo imposible para que la copa dure para no marcharte.
En algunos casos tienes que cambiar de escenario, es decir irte a un bar de copas para continuar la fiesta  muchas de las haciendas o restaurantes en el que puedes celebrar tu boda, incluyen en su menú, barra libre toda la noche hasta que el personal se canse, parque infantil, y photocall para que la velada sea inolvidable y muy divertida.
Si hablamos de la iglesia también han cambiado un poco las cosas, desde que el padrino cante un Ave María, hasta las amigas una canción de Nuria Fergo y os imagináis  que tu futuro marido os cante  una versión flamenca del tema ‘Pedacitos de ti’, de Antonio Orozco.
Otra forma de sorprender es con bailes sincronizados entre novios o madrina y novio o invitados.
Aquí os dejo unos  ejemplos de lo que están cambiando las bodas y de las emociones que despiertan, por si alguien de vuestros amigos o familiares quieren atreverse.